En servicios de hosting, el más grande puede no ser el mejor

En servicios de hosting, el más grande puede no ser el mejor

  • 11/Feb/2015

Para disponer de presencia en Internet es necesario tener una web y para ello se requiere a un proveedor de servicios de hosting a quien contratar los recursos necesarios para alojar la página web. Hoy día es relativamente fácil tener una web bonita; hay muchas plantillas, temas para WordPress y muchos profesionales especializados en el diseño y arquitectura web.

Esta parte visual es lo que podemos denominar el frontend y sigue las normas del código HTML y CSS. Actualmente, los frontends tienen HTML5 y CSS3. Con HTML5, desde el frontend, es posible hacer geolocalización, dibujo vectorial, guardar datos en el disco del usuario, insertar audio y video, entre otras cosas.

Con CSS3, se pueden crear diseños altamente complejos sin la necesidad de imágenes cortadas, sólo usando código: bordes redondeados, sombras, degradados, fondos múltiples, entre otros.

hosting soydigital

En el backend reside la labor de ingeniería y programación que compone el acceso a bases de datos y generación de plantillas del lado del servidor. En backend se encargan de implementar cosas como las bases de datos MySQL, Postgres o SQL Server. Luego, un lenguaje como PHP o JSP, o frameworks como RubioRails, Django, Node.JS o .NET se conectan a la base de datos.

A través de estos lenguajes y frameworks se recibe, procesa y envía información al navegador del usuario para que éste vea “bonita” la página web.

Toda esta tecnología debe residir y ejecutarse en los servidores de los proveedores de hosting.

Por ello que la web se muestre tal y como ha sido creada, se ejecuten las ordenes de programación y las bases de datos respondan en tiempo y forma va a depender en gran parte de lo servicios contratados al proveedor de hosting.

Elegir proveedor de hosting

Así que la elección del proveedor donde alojar la web es una decisión de vital importancia. Podemos elegir según uno de estos dos criterios:

1.- Precio: elijo el más barato

2.- Calidad de servicio: elijo el mejor

Elegir hosting por precio tiene como beneficio que se paga muy poco pero ello implica un servicio con baja calidad ya que precios bajos solo lo pueden ofrecer las grandes empresas que tienen miles de clientes y los recursos que pueden ofrecerles deben ser compartidos por muchos y atendidos por el mínimo posible de personas.

Así que aunque se pague poco por alojar la web de la empresa el coste final puede ser muy alto si el rendimiento no es el deseado y/o si el servicio de atención y soporte es deficitario.

Por ello, al elegir un proveedor de hosting, además de tener en cuenta el precio es necesario considerar otros factores claves como:

  • número de clientes que tienen: cuanto más grande es una empresa peor servicio y soporte ofrece
  • presencia física: cuanto más cerca tengamos al proveedor más fácil será establecer una relación de confianza
  • capacidad de respuesta: qué formas de atención nos ofrece. A veces las grandes empresas tienen sistemas de pago para contactar ante un problema

Tener en cuentas estas variables es decisivo y nos ayudará a elegir de forma certera al proveedor de hosting. A veces, casi siempre, el más grande no es el mejor. SoyDigital.com es una de las muchas empresas pequeñas que prefiere seguir siendo pequeña para poder ofrecer un servicio de calidad y establecer relaciones personales y de cercanía con cada uno de sus clientes.